La dislexia se evalúa, se mide y se entiende de manera diferente de un país a otro, e incluso dentro de las distintas regiones de un mismo país. Dyslexia Compass es una herramienta para alinear estas diferencias en todo el continente europeo. Ya no es necesario que los niños "pierdan" su diagnóstico de dislexia cuando cambien de país ni que tengan que justificar continuamente lo que su dislexia significa para otros con criterios de evaluación contradictorios.

es_ESSpanish